¿Qué es el scalping en las apuestas deportivas?

No solo de las apuestas pre-match vive un jugador avanzado, también lo hace de diversas técnicas que le ayudan a analizar con perspectiva cada deporte y aumentar las ganancias en sus eventos. El scalping es una de esas estrategias y es una de las más importantes para beneficiarse del rendimiento que dan las cuotas. Para que te familiarices con ello te dejamos algunas pinceladas.

¿Qué es el scalping?

El scalping es una técnica muy utilizada en comercio financiero y en el ámbito de las inversiones de compra y venta de acciones en Bolsa. De lo que trata es de invertir en acciones generalmente a la baja que tengan previsiones de subir, para venderlas rápidamente pocos minutos después una vez que se haya producido una variación.

Un ejemplo sería el de un inversor que adquiere una acción por un valor de $100 y esta en pocos minutos, e incluso segundos, cambia su valor a $150 y en ese momento la vende para sacar beneficio.

Es obvio que las ganancias van a ser pequeñas, pero a largo plazo puede resultar una técnica muy rentable para profesionales y agentes experimentados en las labores de tradeo.

¿Cómo utilizar el scalping en apuestas deportivas?

El scalping en el ámbito de las apuestas deportivas funciona exactamente de la misma forma que en Bolsa. Un jugador realiza una apuesta a un mercado que crea que puede crecer y en poco tiempo retira la apuesta para conseguir un pequeño margen de beneficio.

Pongamos un ejemplo para entenderlo mejor. Imaginemos un partido de la Primera División de Chile en el que el Colo Colo va ganando al Universidad Católica a domicilio por 0-2 y ambos equipos continúan generando bastantes oportunidades de gol. El jugador puede intuir que hay probabilidades de que haya un tercer gol, por eso es que a 15 minutos de la conclusión del choque decide apostar $100 a que habrá menos de 2.5 goles a una cuota de 1.65.

Si en el enfrentamiento hay riesgo real de que se produzca un tercer gol, la casa de apuestas irá aumentando la cuota del mercado de menos de 2.5 goles y a aquellos jugadores que hayan apostado previamente les ofrecerá un margen de beneficio por retirar la apuesta. A los 76 minutos, el apostador realiza la retirada y obtiene $120, es decir, una ganancia de $20 con respecto a lo que apostó.

Esta es la esencia del scalping, que no busca tanto una predicción estadística del resultado por parte del jugador, sino que se basa en una lectura del evento que lleve a abrir y cerrar apuestas en poco tiempo con el objetivo de aprovecharse de la variación de las cuotas.

Consejos para el uso del scalping en apuestas deportivas

Si quieres utilizar el scalping de manera más eficaz aún hay algunos consejos específicos que puedes seguir.

Lo primero será comprobar que la casa de apuestas cuenta con cashout, ya que ese método será el que te dará la opción de retirar tu dinero en cualquier momento del evento. Y lo mismo ocurre con el servicio de streaming en directo, puesto que la manera más certera de poder predecir que un partido va a sufrir cambios y apostar en consecuencia es visualizarlo en directo.

También será importante que centres tus apuestas en un deporte que conozcas, de lo contrario será como poner tu dinero en juego a ciegas. Y por supuesto, mantener la calma es clave en el scalping. El trabajar con márgenes de dinero cortos y de bajo rendimiento puede ser frustrante, pero a la larga puede llegar a ser muy beneficioso.